NOISE: Syndrome of colour untitled yet


Hay algo en el sonido de lo que te dicen, como un respiro, como un tono añadido al suyo propio, que te hace saber que no son ellos, que sus maestros han tomado sus bocas y reinan sobre ellos.

 

Desconfío de quienes repiten al pie de la letra lo que otro más —su maestro— dijo.

 

No sé qué es lo que hay en su forma de decir lo que dicen, que al momento descubres que el que habla no es quien habla.

 

No sé qué es lo que hay en su forma de decir lo que dicen que se descubren como una gasa y son transparentes para mostrar la influencia que los traspasa. Se vuelven intransigentes y agresivos, pues saben que al dejar escapar el pequeño bastión de verdad que les han heredado estarían renunciando a su última oportunidad de poseer algo.

 

Rezan al pie de la letra lo que pronunciaron sus maestros, y es esa ciega convicción en lo que otro pronunció lo que me impide amarlos.

 

Son como filtros de agua inservibles, que dejan pasar sin diferencia cuerpos de luz y cuerpos de inmundicia.

 

No soporto escuchar la voz del maestro limpia y sin mancha en la voz del alumno, no soporto darme cuenta que el mentor ha sido incapaz de hacer pensar al pupilo.

 

Empiezan a hablar y sabes al instante que no son ellos, que en el fondo, quien habla es una complaciente devoción y un desinterés total por demostrar lo que se dice, un horror sin límites a tener que encontrarse en posición de comprobarlo.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: