Parroquia de Sto. Domingo


Parroquia de Sto. Domingo, Distrito Federal.
Al amanecer. 12/07/09No sé qué tiene para mí el DF que se me clavó en el alma.

La primera vez que estuve allí estuve contigo. A ti te lo debo.

Hoy, mientras veía las fotos del primer viaje, rápidamente me di cuenta que, lo que yo llamé en un inicio “Día 1 | Visita monumental” no acaba ni el segundo ni el tercero ni el cuarto día, y que lo de “La ciudad de los Palacios” es más que tan sólo un buen apodo.

Esta era la vista que teníamos desde el hotel Azores en la calle República del Brasil. El último día que estuvimos allí nos dijeron que podríamos encontrarnos más adelante con Garibaldi y ni tú ni yo nos dimos cuenta, sería porque  ti no te gusta el mariachi y yo digo que prefiero evitarme malos ratos.

No sé qué es lo que me pasa cuando estoy en el DF. Sería la frase que me dejaste estampada en la memoria mientras dejábamos al llegar la plataforma del Zócalo: “Primero conoce el DF para que luego Europa no te tome por sorpresa” o la primera vez que estuve dentro de Bellas Artes —durante la exposición de Tamara de Lempicka— y, en la segunda visita, dentro del edificio del Museo Nacional frente a tantos cuadros de baile y bailongo, los momentos que determinaron con sentimientos inimaginables la manera que tengo de ver esta ciudad, que por fortuna parece que seguirá apasionándome.

Las dos han sido ocasiones de encendido recuerdo, la primera por ser la primera y la segunda porque me di cuenta que en esa ciudad puedo ser feliz contigo muchas veces más.

A ti te lo debo.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: